Crítica: 'Winter's Bone' - El lado oscuro de la América profunda


'Winter's Bone', segundo largometraje de la directora Debra Granik, se presenta como la joya indie de la temporada. Gran Premio del Jurado en Sundance, nominada en los Independent Spirit Awards, premiada en el pasado Festival de Berlín y una de esas películas “pequeñas” a las que los Oscar les gusta descubrir y promocionar –(con 4 candidaturas importantes, entre ellas, el de mejor largometraje y actriz principal para Jennifer Lawrence). Que realmente sea la maravilla, o una de las maravillas, del cine independiente del año dependerá de cada espectador, y de la posible referencia que se convierta con el paso del tiempo, dejando las cosas en su lugar. Pero, por mi parte, no me cabe duda de que al menos es un obra sólida y muy coherente.

En el marco de los aislados y ásperos bosques de una pequeña localidad del sur de Missouuri, en el Medio Oeste de EE.UU., una joven de tan sólo 17 años, Ree Doll (Lawrence) lucha por mantener la propiedad familiar, una concesión de madera, en el que tienen el hogar su madre y sus dos hermanos menores, un niño y una niña. Una adolescente obligada por las circunstancias, con un padre requerido por la justicia y una madre en estado catatónico, a adquirir responsabilidades de adulto y moviéndose en terrenos de lo más peligrosos.

Cuando Ree reciba la noticia por parte del sheriff local de que su padre, un en cierto modo prestigioso “cocinero” de crack (elaborando droga en laboratorios caseros), ha puesto el terreno y casa familiar como fianza para salir de la cárcel y que lo perderán todo si no se presenta ante el juez en una semana, la joven iniciará un particular periplo, a modo de iniciación, entre conocidos, amigos y parientes para intentar de averiguar donde se halla su desaparecido progenitor. Pero, se topará con una ley del silencio, amenazadora, que le impide llegar a saber donde está o qué ha ocurrido con él.


Los ropajes que podrían haber sido los propios de un drama familiar se desvanecen, y 'Winter's Bone' se erige ante todo como un thriller (o el llamado “nuevo cine negro”) que mejora, y mucho, a medida que avanza. Y Jennifer Lawrence se revela como una actriz estupenda, sin necesidad de recurrir a forzadas, melodramáticas o histriónicas maneras interpretativas.

El retrato es el de un mundo rural, solitario y esquivo entre leñadores, cazadores y ganaderos, con sus habitantes de aspecto paleto inmersos en sus propios asuntos, tensión palpable, desconfianza hacia los extraños, pero también con un sentido de comunidad y de ayuda hacia los suyos. Con la música (los banjos y las canciones son algunos de los elementos icónicos que más aparecen) como uno de los medios para evadirse de la realidad, al igual que la elaboración, consumo o venta de crack, también fuente de ingresos extra. Un mundo agreste y salvaje en el que incluso la figura del sheriff, representante de la ley y orden, y aunque intente parecer comprensivo y humano, resulta antipática.

Debra Granik también hace que el principal peso de los personajes recaiga en los femeninos (a excepción de Teadrop, John Hawkes, tío por parte de su padre, de Ree). El rol de la mujer, absolutamente necesario para proteger y perpetuar la cultura familiar, adquiere una importancia relevante. No sólo porque la principal protagonista sea una muchacha, sino porque en su odisea Ree irá encontrándose o hablando antes con las esposas de los hombres, a modo de filtro, antes de poder acceder hasta ellos para obtener más información, si ello es posible. La violencia, en este contexto, con una paliza, asesinatos y cadáver incluidos, no llega a materializarse en pantalla, prefiriendo jugar la baza de la sugerencia que a mostrarse explícita o recrearse en ella.

'Winter's Bone' es un thriller turbio rodado con mano firme, con la excelente actuación de Jennifer Lawrence y una magnífica fotografía de Michael McDonough que capta estupendamente los colores invernales, la atmosfera y lugares de ese escondido y poco idílico edén al que se aferran sus personajes.









.

Comentarios

  1. `Winter´s bone´ deja el regusto en el cuerpo de haber sido espectador del horror y la barbarie humana más deshumanizada. La tela de araña que va tejiendo la protagonista para resolver el intrincado misterio engancha y seduce al espectador, nos adentra en la profunda vegetación de indómito salvajismo que rodea y sumerge las casas de este pueblo.

    Dejo la crítica que escribí en mi blog para quien le interese: http://www.chansonsdamour.es/2011/02/critica-winters-bone-de-debra-granik.html

    ResponderEliminar
  2. Aunque no lo hace mal la chica protagonista, tampoco me pareció algo fuera de lo corriente, salvo en un par de momentos contados.

    La peli sí la veo de cine negro total, o incluso un western, y es por eso por lo que me enganchó tanto. Aunque unas pocas cosas del guion no me acabaron de convencer, por lo general me ha parecido una peli realmente estupenda, con grandes escenas. Y John Hawkes pues sí, está fantástico.

    PD: Descubrí un pequeño gazapo al respecto de unos guantes, y no suelo estar pendiente de esas cosas...

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es una de esas películas que, en el fondo o con el tiempo, te van calando más y más. ¡Vaya! que gana puntos cuando la recuerdas ¿no? Éste sí que es cine "indie" del bueno y no 'Los chicos están bien'...

    Lo de la pifia con los guantes, ya me contarás porque no vi nada (nunca me fijo en estos gazapos xDDDD).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

"LOS COMENTARIOS ESTÁN SUJETOS A MODERACIÓN. POR FAVOR, EVITA EN CUALQUIER CASO LOS INSULTOS, COMENTARIOS FUERA DE TONO O CONTEXTO, OFENSIVOS, PROVOCADORES Y MERAMENTE PROMOCIONALES O SPAM. RESPETA LA OPINIÓN DEL AUTOR DEL ARTÍCULO O LA CRÍTICA, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS DE LOS DEMÁS". CUALQUIER COMENTARIO CONSIDERADO COMO UN TROLL TAMBIÉN SERÁ BORRADO INMEDIATAMENTE.

POR LO DEMÁS, ¡ADELANTE! NOS ENCANTARÁ SABER TU OPINIÓN.

Entradas populares