Crítica: ‘Invasión a la Tierra’ – Campo de batalla: Los Angeles


Mucho más una película bélica que de ciencia-ficción, pese a narrar el intento de colonización de una civilización extraterrestre procedente del espacio exterior, 'Invasión a la Tierra' (Battle: Los Angeles) toma sus referentes de títulos como 'Black Hawk derribado', de Ridley Scott, pero sobre todo de la estética, muy cuidada, de reportaje cámara al hombro de un informativo Breaking News de la CNN, y su iconografía es fácilmente reconocible en las imágenes que hemos visto a través de la televisión o en otros filmes, en torno a la guerra de Irak. Un recurso para hacer más cercano el conflicto que nos relata, para envolver mejor al espectador en todo el meollo bélico, también deudor naturalmente de los videojuegos, como si estuviéramos en un shooter en tercera persona.

La invasión a la que hace referencia el título español (o el internacional, que ha recibido en varios países, de “World Invasion: Battle for Los Angeles) transmite un aspecto global, a nivel mundial, como efectivamente también se produce en la película, aunque la intrusión de los alienígenas en otras importantes ciudades del mundo nos viene dada a través de los informativos que aparecen en la película; pero la acción se concentra exclusivamente en territorio estadounidense, en la ciudad del título original, Los Angeles (California). Bastión donde tendrá lugar una batalla decisiva en el devenir de los hechos y en el que, también naturalmente, el papel de los marines norteamericanos en la zona será vital. Por ellos, no es de extrañar que 'Invasión a la Tierra' llegue a exasperar a más de un espectador y crítico: la visión que se ofrece de los marines del grupo protagonista es de exaltación.

Su valor y coraje (“¿Retirada? ¡Y un cuerno!” es la frase que se convierte en el leiv motiv de los protagonistas), y su principal preocupación es la mantener a salvo a la población civil, sin dudar arriesgar sus vidas por salvar a uno de ellos, sobre todo si se trata de un niño. Tratamiento patriótico-militarista, pero ante todo idílico, de defensa y de lo que para muchos realmente debería ser la impoluta imagen de un bravo marine.


Tampoco acaba de ayudar un argumento no especialmente imaginativo, y que tampoco plantea los suficientes enigmas o alicientes para atraer elementos de culto, junto con unos personajes arquetipos (el sargento Michael Nantz, interpretado por Aaron Eckhart, a punto de retirarse después de unos hechos recientes del pasado que le ponen en entredicho al morir todos sus hombres en una anterior misión; un planteamiento muy manoseado en, por ejemplo, las típicas producciones norteamericanas sobre la II Guerra Mundial) y situaciones mil veces vistas antes (soldados, u oficiales, que poco antes de morir le entregan su última carta destinada a su esposa/novia a un compañero para que se la hagan llegar a su ser querido; o el localizar el punto en la anatomía de unos alienígenas, aparentemente indestructibles, que acabe con su vida).

Pero a su favor tiene el que, sin dejar más huella una vez terminada la proyección, es un producto comercial 80% entretenido (por decir algo) e incluso sorprende el acabo visual que le da a la película un Jonathan Liebesman, que después de la precuela de un remake como era 'La matanza de Texas: El origen', poco parecía entrever de interés en su trabajo tras las cámaras. Cuidado, bien dispuesto, eficiente y en el que lo más sorprendente son los planos generales de una ciudad de Los Angeles devastada por la guerra, con sus edificios en llamas o semidestruidos y un cielo surcado de explosiones, misiles y aeronaves de combate. Apocalíptico.

O una notable inserción de imágenes de noticiarios, de expertos a través de videos en Youtube explicando las posibles razones de la invasión extraterrestre; y una acción trepidante, rodada y montada con pericia, aunque esté a un paso de ser un videojuego, vulperizando los límites de lo que debe ser cinematográfico y más próximo a una nueva generación de espectadores curtidos en mil aventuras delante de sus cónsolas o PC's.







.

Comentarios

  1. La verdad es que en algunos momentos te saca de la película tanto patriotismo barato americano. Si vienen esos extraterrestres a invadirnos me parece que Chuck Norris se basta para cepillárselos él solito. Coincido en "algo irregular pero se puede ver", por lo menos entretiene.

    ResponderEliminar
  2. Hola Alberto: cine palomitero para pasar el rato, incluso el día en qué en este tipo de películas nos quiten el patriotismo americano y las banderitas las vamos a echar de menos xDDDD

    Pero, si hay secuela, por mi parte que no cuenten. 'Invasión a la Tierra', para mí, empieza y termina aquí :)

    ResponderEliminar
  3. Hola es un insulto ke gente como esta critica asi a los soldados , con marcianos o sin ellos los soldados no solo americano si no de otros paises defienden a su pueblo como mejor saben retirada y un cuerno yo no soy muy patriota y estados unidos a veces se pasa pero lo unico ke refleja la pelicula es la valentia y ke cual quier soldado de cualquier pais lucharia para defender su tierra . Al menos delen las gracias a los soldados ke nos protegen y son los primeros en ir al campo de batalla a luchar os digo una cosa a todo aquella persona que critique a los soldados coger un fusil y poneos en el campo de batalla a ver si teneis huevos , cuando veais a vuestros compañeros caer a personas sin brazos incluidas niños y mas cosas. Hay ke verse es lo ke digo, tambien os digo no hagais caso a estas personas ke no saben lo ke dicen solo son ignorantes , yo he visto muchas cosas y lo digo muy enserio no os digo ke os guste , pero respeten a los soldados de todos los paises y tambien incluyo a España

    saludos y muchas gracias por escucharme

    ResponderEliminar
  4. Los primeros que tienen que respetar a los soldados y en este caso de los USA sería el propio gobierno americano que da pena ver a los veteranos de guerra en las esquinas pidiendo limosna. Aparte de que muchos han sido utilizados como conejillos de indias en esas guerras. Pregunta a cualquier veterano de guerra que es lo que le molesta si las críticas de espectadores a una película que manipula o como le deja de lado su propio país.

    Saludos y no sé si le das a algo, pero ese es tu problema y no el mío. Yo perfectamente distingo una película de la realidad.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

"LOS COMENTARIOS ESTÁN SUJETOS A MODERACIÓN. POR FAVOR, EVITA EN CUALQUIER CASO LOS INSULTOS, COMENTARIOS FUERA DE TONO O CONTEXTO, OFENSIVOS, PROVOCADORES Y MERAMENTE PROMOCIONALES O SPAM. RESPETA LA OPINIÓN DEL AUTOR DEL ARTÍCULO O LA CRÍTICA, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS DE LOS DEMÁS". CUALQUIER COMENTARIO CONSIDERADO COMO UN TROLL TAMBIÉN SERÁ BORRADO INMEDIATAMENTE.

POR LO DEMÁS, ¡ADELANTE! NOS ENCANTARÁ SABER TU OPINIÓN.

Entradas populares