Crítica: ‘Paul’ – ¡Bienvenidos a Frikiland!


Cruce de comedia disparatada y road movie con extraterrestre por parajes norteamericanos, la idea original de ‘Paul’ surge del guión escrito por los comediantes británicos Simon Pegg y Nick Frost, pareja de hecho cinematográfica al conseguir su mayor repercusión internacional como intérpretes en las paródicas ‘Zombies party’ ( Shaun of the Dead, 2004) y ‘Arma fatal’ (Hot Fuzz, 2007), ambas dirigidas por Edward Wright - también autor de los guiones junto con Simon Pegg -.

La temática sobre alienígenas da su jugo y no parece pasar de moda. Ahí están los incansables intentos de seguir con la saga ‘Predator’ o ‘Aliens’, el promocionado rodaje de ‘Hombres de negro III’ o ese interesantísimo revival de cine de género fantástico juvenil con sabor ochentero titulado ‘Super 9’ que ha dirigido J.J. Abrams con los clásicos de Steven Spielberg y la productora Amblin en mente. Referencias, todas ellas, que también son los principales ejes y guiños en torno a los que gira ‘Paul’, especialmente sin esconder que la gran inspiración son los filmes de Spielberg con ‘E.T. (El extraterrestre)’ o ‘Encuentros en la tercera fase’, a los que recurre constantemente, y desde el más entrañable de los respetos, homenajeando en varios planos, iconos e ideas; aunque sean las alusiones a la saga ‘Star Wars’ las que se llevan la palma.

El personaje estrella es naturalmente el alienígena del título original, que en la ficción de la película ha heredado su nombre de un perro , testigo involuntario del desafortunado aterrizaje forzoso de la nave en la que viajaba este ser de otra galaxia. Una criatura que, con toda la intención del mundo, ha sido diseñada y creada - mediante la técnica de la captura de movimientos por ordenador, con la perfomance y la voz, en el original, de Seth Rogen -, tomando la principal imagen que en cuanto a extraterrestres tenemos: un pequeño humanoide verde de gran cabeza. Aunque fuera de su peculiar aspecto nada en pantalla haría diferenciar a Paul de otro humano, digamos, que vivaracho, jovial, guasón y también de enorme corazón. Un aspecto campechano, en el que Paul viste con chanclas y pantalones cortos, que choca con esa condición de extraterrestre dotado de grandes conocimientos, inteligencia y poderes.


Su presencia, movimientos, enormes ojos (que también sabe utilizar para transmitir lástima, a la manera de El gato con botas de ‘Shrek’), es una de las principales gracias de la película, con un humor alocado y suavemente paródico que basa gran parte de sus chistes verbales en las palabras malsonantes, el tono muy moderadamente gamberro de sus diálogos y algunos puntuales gags visuales. Especialmente divertidos los referentes a los “huevos espaciales” o a la curiosa camiseta de Jesucristo apuntando con un arma a Darwin por su teorías de la evolución que luce la chica, Ruth (Kristen Wiig), hija de un fanático religioso y solitario.

El guión, como comentaba al principio, está ideado por dos británicos que han ofrecido en este caso la dirección a un neoyorquino,Greg Mottola, que ha vivido su momento más dulce - comercialmente hablando - con ‘Supersalidos’ (Superbad, 2007), aunque la película que les llamó la atención a Pegg y Frost fuera la prácticamente desconocida ‘The Daytrippers’, de 1996.

Una decisión que ponía en manos el proyecto en manos de un especialista en comedias y que al mismo tiempo le permitía seguir trabajando en el terreno de adolescencia, al igual que ‘Supersalidos’ o ‘Adventureland’ (2009), su mejor película hasta el momento; sólo que en ‘Paul’, alienígena a parte, la singular pareja de protagonistas humanos que le rodean sean dos casi cuarentones, si es que ya no lo son: Graeme (Simon Pegg) y Clive (Nick Frost), igualmente inmaduros e inmersos en su peculiar mundo juvenil. En realidad dos frikis fanáticos de los cómics y de todo lo relacionado con extraterrestres que están cumpliendo su sueño de viajar por tierras estadounidenses visitando la Comic-Con para luego seguir la ruta OVNI, pasando por paisajes tan emblemáticos como el de las inmediaciones del Área 51 o Roswell - y entre sus muchos guiños a la temática, no podía faltar entre los intérpretes el cameo especial de uno, una actriz, vinculada a una saga de gran éxito y que aquí encarna a “El gran jefe” -.

Pero que nadie espere de ‘Paul’ una comedia memorable. Esta road movie extraterrestre recorre caminos demasiado trillados - ni siquiera falta la presencia de una pareja de torpes e irritantes agentes secretos que persigue a los protagonistas -, en este homenaje al género con un humor facilón, en muchas ocasiones, y simpático, en otras.


Estreno. Viernes 22 de julio 2011










.

Comentarios

  1. Pues yo no me reía tanto desde 'Supersalidos' jajajajajaja a mi me encantó, siendo lo que es, claro.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y qué tal el doblaje del alien? Me pone de los nervios el pegote del poster "doblado por Santi Millán". En realidad ese tipo de pegotes en promociones de pelis me sacan de quicio. "¡Doblado por Los Morancos!". Todo el mundo sabe que eso es un grandísimo reclamo, en fin... Pues eso, ¿qué tal el doblaje en ese sentido? A mí me tira bastante para atrás saber ese detalle.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ostras, Donnie!, pues yo incluso me llegué a aburrir. Las comedias con extraterrestres no deben ser lo mío, si hasta no me gusta demasiado 'Men in Black' (la primera, porque la segunda ni la llegué a ver xDDDD ).

    Lo del doblaje, Jon, depende de lo bien o mal que te caiga Santi Millán y oir su voz :)...
    Pero la verdad, a mí me pareció bastante bien, ¡vaya! que no es de esos doblajes que chirríen o saquen de la película cada vez que habla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

"LOS COMENTARIOS ESTÁN SUJETOS A MODERACIÓN. POR FAVOR, EVITA EN CUALQUIER CASO LOS INSULTOS, COMENTARIOS FUERA DE TONO O CONTEXTO, OFENSIVOS, PROVOCADORES Y MERAMENTE PROMOCIONALES O SPAM. RESPETA LA OPINIÓN DEL AUTOR DEL ARTÍCULO O LA CRÍTICA, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS DE LOS DEMÁS". CUALQUIER COMENTARIO CONSIDERADO COMO UN TROLL TAMBIÉN SERÁ BORRADO INMEDIATAMENTE.

POR LO DEMÁS, ¡ADELANTE! NOS ENCANTARÁ SABER TU OPINIÓN.

Entradas populares