Taquilla EE.UU.: 'Harry Potter 7.2' arrasa


Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 2, el capítulo final de la enorme y supertaquillera saga de Warner ha cumplido con lo que muchos esperaban de ella: un récord de apertura de 169,18M$ en tres días. Con esto, supera en más de 10M$ el dato de El caballero oscuro (pero no lo hace a nivel de audiencia). La cinta ha tenido en el fin de semana un dato menos solido que en pasados capítulos, concentrando el 54,6% de las recaudaciones durante el viernes, y de estas los pases de medianoche han supusieron cerca de la mitad de aquellos datos. Un rápido consumo, pero que igualmente muestra un sábado de 42,8M$ y un domingo de 33,6M$, datos muy importantes. La cosa es que el poder fanbase de Potter es quizás el más grande en estos momentos, más que el de Batman y más que el de Twilight. Además, el interés del film fácilmente viaja más allá de los más habituales y en este capítulo en especial, ya que es el cierre de una saga que ha estado presente en el cine por más de una década. Ante esto, era previsible que una gran parte del sector adulto se haya sentido no atraído este fin de semana por la elevada presencia de jóvenes y niños en las salas y por esto hayan decidido esperar, bien para verla entre semana con algo más de calma o en otro fin de semana. Para ello la buena crítica y los buenos comentarios que han salpicado el estreno son una clave importante para que el film seguramente pueda llegar más lejos que anteriores capítulos.

De momento con todos estos elementos a su favor y el hecho que en las próximas semanas puede que la competencia sea algo más insegura (Capitan America, Cowboys & Aliens, Los Pitufos, etc) le dará a Potter suficientes alas para poder volar a un dato final de entre 370-400M$.

Y ya dejando de lado a Potter y sus récords toca centrarse en el resto de la cartelera, que también ha hecho lo suyo: cerca de 90M$, un 53% del total del fin de semana.

La segunda posición la ha ocupado Transformers 3 que cae un agudo 55% en tercera semana hasta los 21,32M$. Acumula 302,8M$ lo que es un dato muy decente, el mejor (aún) del año. El descenso de este fin de semana era del todo lógico, primero por su rápido desgaste y segundo por la entrada de Potter, que no solo le ha hecho perder 170 pantallas, sino que también le afectaba a la cantidad de pases y a las pantallas 3D, que en el caso de la película de Dreamworks, sí eran una pieza clave en su ritmo general. Con ello ahora la cinta aspira a un techo que se moverá entre los 340-345M$, menos que el segundo film.

La comedia negra Horrible Bosses cae un decente 37% hasta los 17,7M$ para un total que ya supera los 60M$ en 10 días. El dato es excelente para este film de apenas 35M$ de costes y que dentro del calendario general no se perfilaba como un producto fuerte sino que daba más una imagen perdida en general. La buena campaña y la buena recepción de la crítica han dado uno de los (pequeños) éxitos sorpresa de la temporada. La aceptación de su público es clara, no tiene mucho que perder ni ante Transformers ni Harry Potter, y seguramente tampoco ni ante Capitán America. Tiene vida propia, como le pasaba a Bridesmaids, y podrá aprovechar muy bien el ser una alternativa para estos fines de semana de blockbusters de factoría. Las opciones para irse a los 90M$ están claras. Es una cifra que ya está rozando la otra comedia adulta de la cartelera, Bad Teacher.

La comedia de Sony cae un modesto 42% hasta los 5,15M$ y ya acumula 88M$. Esta semana perdía más de 300 copias pero el film prosigue con un buen promedio de casi 2.000$ por sala por lo que puede seguir aspirando a quedarse en un punto muy cercano a los 100M$.

En el sector de cine más marcadamente adulto, el éste ocupa los restantes puestos del top10 con Larry Crowne, Super 8 – ambas con muy agudos descensos – y cierra Medianoche en París, que vuelve al top10. Crowne no emociona y sigue su mal camino en tercera semana, descendiendo un 55% hasta los muy pobres 2,57M$ para un total de 31,6M$. Perdía 690 copias y la media ahora es la más baja del top10 con 1.125$ por sala. Su techo actual se coloca en los 35M$, un mal dato para un film de estas proporciones. Super 8 ya se despide de los principales puestos con un dato muy decente y positivo. Acumula 122,2M$, esta semana descendía un 59% pero perdía cerca de un tercio de las pantallas y pases que tenía. Ahora el film de J.J. Abrams y Steven Spielberg se queda con las opciones de llegar a los 127 millones.

Medianoche es la excepción de todos estos descensos agudos, y al cinta cae solo un 29% pese a perder 113 copias. Suma 1,8M$ para un total de 41,7M$ en nueve semanas y ya el mayor dato de la carrera de Woody Allen. El film sigue con un buen ritmo por sala, ya que su media por sala es la quinta mejor del top10, y una de las más altas de la cartelera solo superada por algunos films en presencia muy limitada.



Resultados del 15 al 17 de julio 2011



Leer artículo completo en BoxOffice.es


Por Pau Brunet








.

Comentarios

Entradas populares