Sitges 11: 'Livide' de los dires de 'A l'interieur'

Muchísima expetación en el Festival de Sitges con el pase y presentación de la nueva cinta de Maury y Bustillo, los directores franceses de esa sorpresa arrebatadora que es 'A l' interieur', uno de los films de género que más aclamado ha sido entre los fans del terror.

En esta ocasión regresan con 'Livide', que para definirla de alguna forma podemos usar la onomatopeya 'bluf'.

No sé qué pasa con los directores franceses este año en el Festival, pero con 'The Divide', del director de 'Frontiers' Xavier Gens ya nos ocurrió algo parecido: y es que todo es más de lo mismo, falta innovación e ideas, originalidad a la hora de llevar ámbas historias a buen puerto.

Ya lo dijo Rodrigo Cortés en la entrevista de 'Emergo', film del que hablaré dentro de poco y del que es guionista: todo está inventado, pero el formato, la forma en la que cuentas la historia y llegas al final es lo que te diferencia y lo que te hace original.

En 'The Divide' o en este caso 'Livide', eso por desgracia no ocurre.

El argumento es el siguiente: en su primer día como cuidadora, Lucie visita a la Sra. Jessel, una anciana profesora de danza que, en estado de coma cerebral, se halla postrada en la cama y sola en su inmenso caserón. Al descubrir que esta quizás escondiese un tesoro en algún rincón de la casa, Lucie y sus amigos Ben y Wilson deciden explorarla con la esperanza de hallar el botín. Pero no tardarán en comprobar que los recovecos de la mansión están plagados de sorpresas no demasiado agradables.

Podríamos resumirla como un capítulo largo de 'Supernatural', con un toque 'True Blood' en cuanto al gore se refiere, pero con ese estilo clasista mezclado con el terror que caracteriza a estos franceses. La historia deambula entre esa impresión de que vas a ver algo original, hasta que el trío adolescente empieza a hablar y literalmente la cagan. Tópicos y más tópicos. Y finalmente todo lo que esperas que va a pasar y que es malo, pues acaba pasando, y así 'Livide' se convierte en otra peli más desaprovechada de manera casi desvergonzada.

P.D: El final es apología de L´Oréal Paris.




.

Comentarios

Entradas populares