Disney reestrenará sus grandes clásicos modernos de la animación


Disney está dispuesta a seguir exprimiéndose a ella misma después del enorme éxito comercial que ha tenido el reestreno de El Rey León en territorio americano. La casa de Mickey Mouse ha recaudado hasta la fecha 79,7 millones de $ en Estados Unidos con el reestreno de este gigante clásico de la animación y ahora ha comunicado que hará lo mismo con pasados films como La Sirenita, La bella y la bestia y los films de Pixar, como Monstruos S.A. y Buscando a Nemo.

A nivel internacional, Disney ya ha reestrenado La bella y la bestia en unos pocos mercados (España a la cabeza) y durante este 2011 El Rey León ha logrado 20 millones fuera de territorio americano.

Con esto Disney vuelve a recuperar una tradición pasada que era la de reestrenar sus films, productos muy populares con enorme afinidad con el sector familiar. El cine de Disney tiene varias ventajas a la hora de enfrentarse a los reestrenos: el poder de la marca, el poder de sus canales y el poder del sector familiar, un público que sigue aguantando fuerte en los cines. La “seguridad” que ofrecen sus clásicos son elementos que han funcionado muy bien en el DVD y ahora el movimiento de recuperar el reestreno como fuente de ingresos se prevé interesante, sobretodo cuando se rodea de un factor nostálgico. Este último elemento es importante en estos tiempos, ya que el sector cinéfilo también es el otro punto clave en el cine, y los reestrenos o sesiones especiales están gozando de enorme fuerza en muchos mercados.

En cuanto el 3D, el formato vive un momento singular después del enorme interés que generó desde 2008 a 2010, logrando el pasado año ser un elemento clave en casi todos los estrenos de este formato. En 2010 el 70% de los ingresos del cine con copias en 3D llegaban en este formato pero durante este 2011 el mercado y la demanda se ha reajustado, colocando este porcentual en el 45 siendo verdaderamente decepcionante en casos como Kung Fu Panda o Piratas del Caribe 4, este último producido por Disney. Esta tónica se ha repetido en algunos mercados europeos, como España y Reino Unido, pero el 3D sigue siendo un peso importante para países en crecimiento como China, Rusia y Brazil donde las recaudaciones están aumentando de forma muy significativa.

Con ello, Disney pretende no solo obtener beneficios sustanciosos con productos ya enormemente rentabilizados sino revivir el valor del 3D dentro de un formato de estrenos singulares. Estos reestrenos nos son estrenos enormemente masivos sino que se concentran en convertirse en fenómenos de tiempo limitado en cines, sin ocupar una enorme cantidad de salas. El Rey León ha estado en 2.330 cines, un estreno medio-alto muy rentable si se valoran las cifras de recaudaciones (cada copia ha sido ya responsable de media de unos 34.341$).

El clásico Disney llegará a las pantallas españolas en Navidad. El pasado noviembre La bella y la bestia versión 3D se estrenó en España con enorme éxito, 1,63 millones de €, algo que seguramente intentará repetir con El Rey León.



Por Pau Brunet ( BoxOffice.es )







.

Comentarios

Entradas populares