Poster y trailer de Shame, de Steve McQueen.



Shame es, junto a Drive, la mejor película que vi en el Festival de San Sebastián. Si todavía no he escrito sobre ella es porque me envolvió con enorme intensidad en una madeja de sensaciones viscerales difíciles de verbalizar. Y si escribía algo sobre ella quería hacer justicia a eso. Cuando lo crea lo haré. De lo que no os debe caber ninguna duda es de que Shame es una película poderosa y difícil. Cuanto más dispuesto estés a entrar en ella más te dará.

Protagonizada por dos actores en alza como Michael Fassbender y Carey Mulligan, Shame cuenta la historia de Brandon, un adicto al sexo que poco a poco empieza a caminar por la escalera de la autodestrucción. El regreso de su hermana a su apartamento le trae nuevos quebraderos de cabeza que amenazan con destruir su estabilidad. Dirige uno de los directores más prometedores del panorama actual, Steve McQueen, cuyo notable debut (Hunger) también estaba protagonizado por Fassbender. Sólo me queda recomendarla fervientemente. Dejad todo lo que tengáis que hacer el día de su estreno e id a verla:


Comentarios

Entradas populares