Michael Fassbender: Algo más que un actor de moda


Michael Fassbender es, al menos para quien esto escribe, uno de los mejores actores de la actualidad. No sólo se come con patatas a sus compañeros de reparto en cada una de sus películas, sino que además llena la pantalla con su sola presencia, con su mirada, y a veces con una única sonrisa, aunque sea de medio lado. Es un actor que va más allá de la etiqueta "el actor de moda", etiqueta que lleva especialmente después de haber ganado en 2011 la Coppa Volpi al mejor actor en el Festival de Cine de Venecia por Shame y de haber protagonizado varias películas importantes en 2011 (aunque alguna se haya estrenado en este 2012), como Haywire (Steven Soderbergh), Un método peligroso (David Cronenberg), X-men: Primera generación (Matthew Vaughn), la citada Shame (Steve McQueen) o Jane Eyre (Cary Fukunaga). A ver qué actor es capaz de participar en tal cantidad de películas tan apetecibles...

En los Oscar fue ninguneado con Shame (se comenta que fue el puritanismo norteamericano quien prefirió otras candidaturas a la estatuilla antes que algo tan políticamente incorrecto -para ellos, claro- como esta película), pero eso da igual, él ya ha demostrado de lo que es capaz, y sabemos que es capaz de más. Ya llegará su gran momento, no cabe duda, aunque a un buen actor no le hace falta ningún Oscar para demostrar que lo es.

La película que a muchos puso en el mapa cinematográfico a Fassbender fue 300, de Zack Snyder (2007). El problema con esta película es que no había mucho lugar para lucir dotes actorales, en cambio sí musculitos, con lo cual me da que si la gente se fijó en él, fue precisamente por esto último. Antes de actuar en esta adaptación del cómic de Frank Miller, podría destacarse su aparición en la serie Hermanos de sangre (muy recomendable, por cierto), aunque ahí no es que tuviera demasiado papel, con lo cual pasó muy desapercibido.


Hubo que esperar a Hunger, de Steve McQueen, un año después de 300, para que, esta vez sí, empezáramos a saber quién es este actor. La película, con un gran éxito en eso que se llama el boca-oreja y muy  bien aceptada por la crítica (premio Cámara de Oro en la sección Un certain regard del festival de Cannes), narraba la huelga de hambre de los presos del IRA en una cárcel en 1981 y en ella veíamos a un Fassbender poderoso y camaleónico, que aguanta planos larguísimos como poca gente sabe hacer.

Tras esto, todo comienza a ir rodado para el actor y empieza a trabajar en más películas, entre las que cabe destacar Eden Lake, estupendo survival malrollero y La masacre de Town Creek, una película muy poco conocida de Joel Shcumacher, para llegar especialmente a los Malditos bastardos de Quentin Tarantino, a Centurión de Neil Marshall, y también a la vapuleada Jonah Hex. Como vemos, Michael Fassbender sabe rodearse de grandes nombres y de grandes proyectos. En algunas ocasiones ha habido suerte con esos proyectos, y en otras no.


En 2011 ya he comentado lo bien que le ha ido, y en 2012 estamos expectantes sobre lo que supone su nueva y esperadísima película... la última de Ridley Scott, esa en la que el director vuelve al universo de Alien, el octavo pasajero (1979), con su precuela (aunque digan que no es tal) Prometheus. Hay muchos ojos, demasiados quizá, puestos en ella... y no es para menos al tener como base algo tan mítico como aquella película. Precisamente hace pocos días se ha hecho pública la noticia de que volverá a trabajar con Scott en la película The counselor, compartiendo cartel con Javier Bardem y Brad Pitt. Ahí es nada, ¡vaya un cuarteto de nombres! Además, con Pitt estará en otra película, la que le une por tercera vez a Steve McQueen: 12 years a slave donde se narra una historia de esclavitud a mediados del siglo XIX y que también protagonizará Chiwetel Ejiofor.



Un actor como la copa de un pino, muy simpático y cercano, pudiendo charlar con él, echar unas risas o simplemente saludarle como si de cualquier amigo se tratara cuando uno lo ve pasar cerca. Carisma y presencia en pantalla como pocos, el señor Michael Fassbender sin duda uno de los mejores actores de la actualidad.


Comentarios

  1. Amén a todo. Creo que camaleónico y carismático son los adjetivos que mejor lo describen. Tiene buen ojo (y buena suerte) para los papeles y no tiene miedo a cambiar de registro. De héroe romántico del XIX a androide futurista sin despeinarse, ahí es nada.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Para mí, sin duda el mejor y más carismático de los actores actuales. Igual, por ponerle algún pero, se prodiga demasiado... y es que parezca que haya 4 o 5 Fassbenders !!!! Pero, al menos es un actor que no satura.

    ResponderEliminar
  3. Y es que no satura porque el tío se lo curra y sorprende. Por poner un ejemplo: Magneto. ¿Quién iba a pensar que el tío lo haría también en una peli de superhéroes, pensada en su mayor parte sólo para (no nos engañemos) sacar los cuartos al personal pasando por taquilla? Pues lo logró, y de qué manera!

    Y lo de sin despeinarse, como dice Andrómaca, has dado en el clavo!! es que es un crack!

    Cuando estuvo en el Zinemaldi presentando "Shame", el tío me parecio muy cercano y majo, tal y como digo. Además vino en su propia moto, saltándose los protocolos festivaleros de recibimiento y esas cosas, y luego se iba de turismo o de fiesta como cualquier otro turista... ¡Un tío grande!

    ResponderEliminar
  4. Cuanto talento tiene este actor. Hace poco vi Shame y no es una pelicula que me guste pero el esta sobresaliente, como en todas sus peliculas. Sin duda el mejor que hay en estos momentos. Fassy Forever

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

"LOS COMENTARIOS ESTÁN SUJETOS A MODERACIÓN. POR FAVOR, EVITA EN CUALQUIER CASO LOS INSULTOS, COMENTARIOS FUERA DE TONO O CONTEXTO, OFENSIVOS, PROVOCADORES Y MERAMENTE PROMOCIONALES O SPAM. RESPETA LA OPINIÓN DEL AUTOR DEL ARTÍCULO O LA CRÍTICA, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS DE LOS DEMÁS". CUALQUIER COMENTARIO CONSIDERADO COMO UN TROLL TAMBIÉN SERÁ BORRADO INMEDIATAMENTE.

POR LO DEMÁS, ¡ADELANTE! NOS ENCANTARÁ SABER TU OPINIÓN.

Entradas populares