Pasión absoluta por el cine. Si hay algo que define a Julio García Escames (Granada, 23 de julio de 1988), aparte de su sincera y tímida sonrisa, es el amor que siente por el "3, 2, 1... ¡acción!".


Con 17 años rodaba sus primeros cortos caseros y con 21 estrenaba Inteligente en salas de cine. Enseguida llegaron Mentiroso (2010) y Veinticuatro (2010), ambos mezcla perfecta de ciencia-ficción, thriller y comedia, que acumularon (y siguen acumulando) premios: XV Concurso Nacional de Vídeo IES Manuel Gutiérrez Aragón (Cantabria) (premio para Inteligente), Festival 36 Horas de Supervivencia Fílmica de Marbella (premio a Segundo Mejor Cortometraje para Veinticuatro), II Festival de Cine de Terror y Fantástico de Peligros (Granada) (premio a Mejor Cortometraje para Veinticuatro), VII Certamen de Cortometrajes de la Sierra de Segura (Siles en Corto) (premio Especial del Público para Veinticuatro), además de decenas de nominaciones en distintos festivales y concursos.


En junio de 2011 este apasionado de Spielberg obtuvo el grado de Comunicación Audiovisual en ESCO (Escuela Superior de Comunicación y Empresa de Granada). Ah, con Diploma de Honor por su expediente académico incluido. Pero que no nos engañen todos estos datos tan "idílicos": en Julio no hay ni rastro de prepotencia. Sólo una ilusión y unas ganas infinitas de hacer películas.

Seguro que te han preguntado esto muchísimas veces..., ¿pero por qué director de cine? 
Soy director de cine porque es lo que más me gusta y, la verdad, no sabría qué hacer si no me dedicara a esto. Siempre me ha apasionado, y con 17 años fue cuando lo tuve claro. Todas mis energías las concentro en elaborarme una carrera como director. No tengo "plan B".

Y cuando entonces dijiste eso de "mamá, papá, quiero ser director de cine"......... ¿qué pasó? 
Se lo tomaron como cuando era pequeño y decía que quería ser astronauta (risas). Las personas que me han apoyado desde el principio y más confían en mí son mi madre y mi hermana. De hecho, a día de hoy gran parte de mi familia sigue sin tomarme en serio.

¿Qué puedes aportar tú al cine? 
Me gustaría poder aportar buenas películas. Por lo menos voy a pelear por eso.
Buenas películas... ¿qué es para ti una buena película? Yo digo como decía Billy Wilder: “Si una película consigue que una persona olvide durante dos horas cualquier problema que tenga, entonces ha cumplido su objetivo”.

¿Sueñas con Hollywood? 
Todos los días.

Y cuando sueñas, ¿qué actor o actriz aparece frente a tu cámara? 
Puf, tantos... Denzel Washington, Harrison Ford, Gary Oldman, Uma Thurman, Meryl Streep, Ellen Page y un larguísimo etcétera.

¿Te gusta el cine de ahora o eres de los de "cualquier tiempo pasado fue mejor"? 
De pequeño me encantaba ver películas de Charles Chaplin. Ahora veo de todo, me gusta el cine de todas las épocas. Y percibo diferencias: el cine actual tiene un ritmo visual mucho más acelerado que antes, debido fundamentalmente a la influencia de la publicidad, del videoclip, de la sociedad de la información. Aparte de eso, y de obviamente las diferencias técnicas, no encuentro grandes diferencias entre las buenas películas de antes y las de ahora. Obviamente, lo que no se puede hacer para comparar el cine del pasado con el del presente es comparar 'El Gran Dictador' con 'American Pie'.

¿En qué película te gustaría que apareciese tu nombre en los créditos (como director, se entiende)? 
Mi película preferida de todos los tiempos es 'La Guerra de las Galaxias' (George Lucas, 1977). Pero no me hubiese gustado firmarla con mi nombre, porque entonces nunca la habría disfrutado como espectador. Bueno, aunque ahora podría ser millonario y muy famoso (risas).

¿Cuál es para ti la película que jamás debió rodarse? 
No lo digo, vayamos a que algún implicado en esa película pueda impulsar mi carrera y lea esto previamente...

Existe últimamente mucha controversia con el tema del cine en 3D... ¿Te llama la atención esta nueva forma de crear y ver películas? 
El 3D no me gusta para el cine de ficción. En primer lugar, se pierde parte de la experiencia colectiva de ir al cine y se convierte en algo más individualizado. Y además, las salas comerciales no están habilitadas para ello de una forma óptima: las pantallas y las gafas son muy pequeñas para tal fin. Yo he visto documentales en 3D en salas IMAX y eso sí que me parece alucinante. Pero se trata de otro tipo de experiencia.

¿Te gusta el cine que se hace en nuestro país? 
Realmente el cine español gusta poco, sobre todo dentro de nuestras fronteras. Bien es cierto que aquí nos preocupamos poco por la distribución internacional. Creo que hay películas españolas excepcionales pero, a mi parecer, no abundan. Parte de la culpa de esto creo que se debe a que no existe una industria española de cine y a una concepción, en mi opinión absurda, de que arte e industria no casan.

¿Sabes que Al escribir Julio García Es-en Google Instant este ya rellena directamente con "-cames"? 
Wow! ¡Google me reconoce! Qué bien suena eso (risas).

No me ha sorprendido, ya que en apenas tres años tu carrera ha ido hacia arriba, hacia arriba... En 2009 llegó tu primera nominación a un premio, gracias al corto "Inteligente". ¿Qué sentiste en el preciso momento en el que te enteraste de la noticia? 
Fue una pasada. Me acuerdo de que me llamó Jose Ruiz Gutiérrez, mi ayudante de dirección y co-productor (que fue quien recibió la noticia por parte del festival). Y me dijo que me sentara, que tenía que contarme algo (sonríe).

En varios de tus cortometrajes la muerte es uno de los hilos centrales. ¿Por alguna razón en especial? ¿Te atrae especialmente el tema de la muerte? ¿Quieres transmitir algo en concreto acerca de ello?
Es cierto, aunque no lo hago premeditadamente. La muerte es un elemento trágico, quizá el que más, aunque es ley de vida. A mí me gusta ironizar con eso y cuando hablo de la muerte lo hago a través de personajes que están cerca de ella sin saberlo. Estos personajes son individuos que tienen una buena vida y aún así no son felices porque siempre les parece que tienen poco. Son personajes que se encuentran con la muerte sin haber encontrado previamente la felicidad. Yo creo que ser consciente de que te vas a morir es, por un lado una putada en toda regla, pero por otro una motivación para tratar de ser felices y relativizar los problemas de la vida.

Otro de tus trabajos, 'Veinticuatro', habla de un hombre cuya vida es patéticamente aburrida, monótona. ¿Por qué este tema? ¿Piensas que a mucha gente le sucede lo mismo en la actualidad? 
Es curioso, pero cuando hablas de alguien cuya vida es aburrida y monótona mucha gente se siente identificada con ese personaje. Creo que eso es algo muy habitual en la sociedad actual y en España ni te cuento. No nos gusta la monotonía, sin embargo no paramos de buscarla. Nos aterra cualquier pequeño cambio en nuestra vida y esa forma de pensar está muy arraigada en nuestra sociedad. Queremos un puesto fijo para toda la vida, en la misma ciudad siempre a ser posible, y aunque nos quejamos no queremos en el fondo que eso se altere. Qué irónico, ¿no?

En tus cortos el papel del hombre tiende a ser el de un personaje miserable (en mayor o menor medida) mientras que la mujer sale mejor parada, ¿es algo intencionado? 
Me gustan las heroínas (sonríe).

'Veinticuatro' acaba de lograr su, precisamente, 24ª selección en festival. Además de los ya conseguidos 4 premios. Abrumado? 
Pues sí, estoy muy contento de la trayectoria de Veinticuatro. Alcanzar las 24 selecciones en festivales era algo que veía muy lejano cuando lo rodamos y hemos llegado a ese número simbólico. Y aún sigue en distribución, así que ojalá lleguen muchas más selecciones.

¿Te importan las críticas? 
Las críticas me importan, pero no me molestan si son negativas porque soy muy autocrítico. Bueno, alguna vez me ha podido molestar en el momento alguna mala crítica pero te ayuda a comprender mejor lo que has hecho. No hablo de críticas de críticos especializados, sino de críticas en general. La opinión del público cuenta mucho.

Compartes esa idea tan extendida acerca de que los críticos son "actores/directores frustrados"? 
El cine no es una ciencia y cualquier película está abierta a interpretaciones y valoraciones de todo tipo. Yo considero a un crítico un espectador más. Su opinión me parece tan válida como la de cualquier espectador y así me lo tomo. Pero también es cierto que pienso que a veces se les da demasiada importancia.

Entonces con qué te quedas, ¿con buenas críticas, con mucha taquilla o con muchos premios? 
La mayor satisfacción para mí no son los premios ni las buenas críticas de los “especialistas” sino ver una sala llena y ver a la gente disfrutar de lo que he hecho.

¿Lo mejor y lo peor de dedicarse a crear cine? 
Lo mejor: que cada día es una aventura. No hay rutina y cada proyecto es un mundo. No hay un camino trazado, has de abrirte camino entre la maleza y nunca sabes dónde estarás mañana. ¿Lo peor? Exactamente lo mismo (risas).

¿Y entre qué maleza andas metido ahora? 
Estoy rodando un videoclip para el grupo de rock Cuestabajo. Pero no un videoclip cualquiera, sino uno rodado en lengua de signos. Se trata de la primera pieza dentro de una plataforma impulsada por el propio grupo, denominada “Siente la música” y que pretende acercar la música a personas sordas. En este caso adaptamos la canción de dicho grupo “No soy tu bandera”, del disco “La naturaleza del alacrán”, a un formato videoclip que incluye la lengua de signos y coreografías de baile. Participan con nosotros en este proyecto 7 intérpretes de lengua de signos del Instituto Alhambra y el grupo de baile Daraxa, que pertenece a la Asociación Músico-Coral y Danza Daraxa. Precisamente este fin de semana pasado comenzamos el rodaje y está siendo una experiencia magnífica.

¡Y muy interesante! Pero antes de este, ya habías rodado otro videoclip, ¿verdad?
Sí, y me gustó mucho la experiencia. Es bastante diferente a rodar un cortometraje porque tienen una naturaleza distinta. Un videoclip es más anárquico y aunque también cuentas una historia, la estética predomina sobre la narrativa, mientras que en el cine la estética es sólo una parte más de la narrativa.

Siempre me he preguntado algo... ¿un director de cine puede disfrutar cien por cien de una película, meterse dentro de ella y simplemente disfrutar o se pasa el tiempo pensando "yo hubiese hecho esto, yo hubiese hecho lo otro? 
Una pregunta interesante... Generalmente, se disfruta el doble. Porque, por un lado, disfrutas de la historia y, por otro, de la forma en la que está contada esa historia. Aunque he de reconocer que a veces me gustaría sumergirme exclusivamente en la historia y olvidar el resto.

http://www.juliogarciaescames.com
















0 comentarios

Publicar un comentario

"LOS COMENTARIOS ESTÁN SUJETOS A MODERACIÓN. POR FAVOR, EVITA EN CUALQUIER CASO LOS INSULTOS, COMENTARIOS FUERA DE TONO O CONTEXTO, OFENSIVOS, PROVOCADORES Y MERAMENTE PROMOCIONALES O SPAM. RESPETA LA OPINIÓN DEL AUTOR DEL ARTÍCULO O LA CRÍTICA, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS DE LOS DEMÁS". CUALQUIER COMENTARIO CONSIDERADO COMO UN TROLL TAMBIÉN SERÁ BORRADO INMEDIATAMENTE.

POR LO DEMÁS, ¡ADELANTE! NOS ENCANTARÁ SABER TU OPINIÓN.

'La momia' en taquilla

Poca recaudación en los pases de jueves noche.
Publicado por Jolly Jumper.

''Mary Poppins Returns'

La razón por la que Julie Andrews no estará en este regreso.
Publicado por Jolly Jumper.

Jared Leto en 'Blade Runner 2049'

Ha revelado el nombre de su personaje.
Publicado por Jolly Jumper.

CURSOS Y MASTERS

Topformación.com

Buscador de cursos y masters.
Publicado por Redacción.

Twitter

.

Facebook

Cinempatía on Facebook