Las B.S.O. de los 70: Entrega 3


En el año 1977 se produjo un fenómeno nunca visto antes en el mundo de las bandas sonoras de cine: ¡se convertían en superventas!. Y fueron nada menos que las músicas de 2 películas, las de 'Fiebre del sábado noche' y 'Star Wars', las que marcaron este hit. Los discos de vinilo y cassettes, fueran en versiones originales o en las versiones realizadas por otros compositores, se vendían como rosquillas. Años antes, Hitchcock decidió no recurrir a su colega Herrmann para el soundtrack de su nueva obra; Maurice Jarre compuso una de las bandas sonoras más valoradas de la historia del cine británico y  John Addison también creó una joya relacionada con la intriga y la comedia.


‘La guerra de las galaxias’ ( Star Wars, de George Lucas, 1977) Música de John Williams 

Una de las mejores y más conocidas bandas sonoras de todos los tiempos. Personalmente, mi preferida por lo que significó en mi infancia y de iniciación al mundo de las BSO. Comercialmente supuso que una banda sonora, completamente instrumental, entrara en lo más alto de las listas de ventas de disco. Artísticamente, su influencia ha sido indiscutible; aunque a su vez, Williams se inspirara en parte en las composiciones del maestro Erich Wolfgang Korngold. Otra de sus virtudes más destacables es que Williams no se limitó a un solo tema principal que se iba repitiendo en distintas variaciones, o a música sobre todo descriptiva y a algún tema de amor añadido, sino que creó distintos temas con fuerza propia: el de la princesa Leia, el de la Cantina, el de la sala del trono final…

Un soundtrack que el mismo Williams enriquecería extraordinariamente en ‘El imperio contraataca’ (1980) y las inolvidables composiciones de ‘La marcha imperial’ dedicada a Darth Vader, ‘El tema de Yoda’ o el tema específico para el ataque de los vehículos imperiales AT-AT incluido en ‘La batalla de Hoth’. Enorme para referirse a estas obras de Williams es… quedarse corto.








‘La hija de Ryan’ (Ryan’s Daughter, de David Lean, 1970) Música de Maurice Jarre

Otra de las cumbres, en su tercera participación juntos, de las colaboraciones entre David Lean y Maurice Jarre; y considerada además como una de las grandes partituras para cine del cine Británico. Esplendorosa y brillante, aúna su poso profundamente romántico y trágico con las melodías de carácter militar y vitalista para la historia de este imposible trío amoroso. Ellos son un maduro profesor de una pequeña localidad irlandesa (Robert Mitchum), su joven esposa (Sarah Miles) y un apuesto oficial herido (Christopher Jones), durante los turbulentos años de la Primera Guerra Mundial. A ello se le suma la no menos terrible intolerancia de los habitantes del pueblo hacia una muchacha que puede haber cometido adulterio.









‘Frenesí’ (Frenzy, de Alfred Hitchcock, 1971) Música de Ron Goodwin

Las colaboraciones entre genios también pasan por sus etapas difíciles. Las desavenencias creativas entre Alfred Hitchcock y Bernard Herrmann se desataron a partir de ‘Cortina rasgada’ (1966) en la que el director quería que Herrmann incluyera alguna canción comercial estilo pop al gusto de la época para promocionar mejor la película. Por entonces, el compositor tampoco vivía sus mejores momentos. Para ‘Frenesí’, y buscando sustituto, la partitura original de Henry Mancini fue descartada (su sonido, según el propio Hitchcock, se parecía demasiado al de Herrmann, y “Si hubiera querido Bernard Herrmann, le hubiera contratado a él”, Hitchcock dixit!). Finalmente, el elegido fue Ron Goodwin (más especializado en bandas sonoras de corte bélico o militar, como ‘El desafío de las águilas’, 'La batalla de Inglaterra' o 'Fuerza 10 de Navarone'). Su tema más recordado, el de “The London Theme’, le confiere un aire solemne y muy británico al estilo del mago del suspense.








‘Fiebre del sábado noche’ (Saturday Night Fever, de John Badham, 1977)

El Tony Manero que inmortalizó John Travolta es un icono que ha trascendido la misma pantalla cinematográfica para convertirse, sobre todo en su época, en una filosofía, en una manera de vivir. Esclavizado y hastiado por un trabajo diario, de lunes a viernes, que le interesa un carajo, Manero sólo logra ser él mismo cuando llega la noche del sábado. Es el momento para despojarse de los ropajes de su esclavizadora y gris rutina y dedicarse a la música, el baile y el ligoteo. Si en ‘Danzad, danzad malditos’ (1969) de Sydney Pollack, el baile era el medio, y todo un sufrimiento, en interminables y exhaustivos concursos para ganarse unos dólares en los crudos años de la Gran Depresión, en ‘Fiebre del sábado noche’ es la liberación.

Los legendarios Bee Gees crearon una banda sonora repleta de canciones que fueron símbolo de los 70. La Academia no les bendició con ningún Oscar, pero abrieron las puertas a la música disco dentro de los premios de la acartonada Academia (Al año siguiente, la muy mediocre ‘Por fin ya es viernes’ obtuvo la estatuilla a la mejor canción).

En el vídeo elegido, hay tienen, el de los títulos de crédito con Tony Manero avanzando con paso seguro y satisfecho, con esos planos detalle en movimiento (muy ilustradores de las intenciones del film) de sus zapatos y andares. ¡A bailar!








‘La huella’ (Sleuth, de Joseph Leo Mankiewicz, 1972) Música de John Addison

Y finalizo esta entrega con la música de John Addison para la famosa adaptación de la obra teatral de Anthony Schaffer que realizó Joseph Leo Mankiewicz.

Un relato de intriga, ingenio y fina ironia protagonizado por unos inspiradísimos Michael Caine y Laurence Olivier. Un hipnótico y apasionante juego del gato y el ratón, de engaños y traiciones, en clave también juguetona, grotesca e incluso humorística.

















Comentarios

Entradas populares