Sitges 2012: 'La cabaña en el bosque' - Una propuesta bizarra y coqueta, perversa y lúdica

Publicado por Xavi Roldán (John "Bluto" Blutarsky) 3 de septiembre de 2012


Vaya por delante y sin ánimo de chafarle la fiesta a nadie (que uno sabe que el aficionado tiene la piel muy fina y los colmillos retráctiles a punto de dispararse): The Cabin in the Woods no es una película de terror. No en tanto que producto que pretenda hacer pasar un rato sudoroso y temblequeante al espectador. No. Dependerá del receptor, pero esto en general no da miedo del de toda la vida. Esto es otra cosa. U otras; muchas más. Afortunadamente. Y bastante más divertidas que lo que se podría esperar de una película cuya descripción a vuelapluma encajaría perfectamente con "un grupo de chavales se van a una cabaña del bosque, básicamente a fornicar, les pasan cosas malas y tienen muertes horribles".

Así que recomiendo que quien se enfrente a la propuesta de Joss Whedon y Drew Goddard entre con la antena sintonizada en otra frecuencia. Que por otro lado ya era lo esperable, a tenor del historial de los dos señores, ambos nacidos y crecidos en el seno del género, adoradores de satán en la parte audiovisual, pero también ambos irredentos postmodernos. Hijos de los ochenta, de la postcinefilia de videoclub, del espectáculo bastardo y la serie B. Y de la perspectiva pastichista y desprejuicada de la narrativa fantástica, la vuelta de tuerca al folletín y batidora conceptual que fue, por ejemplo, Perdidos, de la que Goddard fue guionista y de la que toma para esta ocasión una cierta querencia conspiranoica.

Así que teníamos que esperar algo distinto, y algo distinto nos han dado. Entrando lo menos posible en detalles argumentales (como de costumbre, el efecto sorpresa es parte imprescindible de la experiencia global) y disculpándome de antemano si todo esto suena críptico y/o poco descriptivo, cabe decir que The Cabin in the Woods es un espectáculo a medio camino entre lo abiertamente grueso y la elegancia de un tono iconoclasta. Entre lo rabiosamente comercial y lo exclusivo. Un puro juego perverso que se desliza como una anguila untada en vaselina entre los caminos del tributo, la parodia, la crítica y el simple exploit terrorífico.


Un entretenimiento total que puede ser disfrutado por cualquiera, pero que funciona de verdad y realmente puede llegar a apasionar a aquellos que sean aficionados al género gracias a una visión que articula un absoluto respeto y reverencia incrustado en un espíritu sarcástico y endiablado, cargado de inteligencia, mala leche y sabiduría narrativa. De una ironía brutal y salvaje que, sin embargo, se enfoca hacia un total reconocimiento de la deuda. Hacia la reverencia a un tipo de cine que empezó a finales de los sesenta (La noche de los muertos vivientes), siguió en unos sulfúreos años setenta bañados en american gothic (La matanza de Texas), eclosionó a lo bestia en unos ochenta que articulaban conceptos malsanos relacionados con el sadismo y el ciberpunk (Hellraiser) y que últimamente ha diversificado sus propuestas hacia un extremo oriente que ha revitalizado su escena fantaterrorífica. Todo ello está en The Cabin in the Woods a partir de las formas familiares de un slasher de toda la vida y que funciona como espina dorsal del relato: los personajes son memos morituri dibujados de un solo trazo y sus destinos aciagos secretos a voces de una trama que utiliza para sí toda esa carga arquetípica.

Como sea, todos los subgéneros terroríficos citados y mucho más (Posesión infernal, Cube, los... ¿reality shows?), reciben su homenaje explícito en la película, sí. Pero Whedon y Goddard no sólo juegan con su propia cinefilia, con los clichés y las referencias, sino que esencialmente montan un sofisticadísimo y ruidoso truco de prestidigitación alrededor de los conocimientos del propio espectador, de su propia cinefilia y su fe en las convenciones; y lo cimentan todo en una rotunda métrica cómica articulada sobre el todo vale y que para rematar tiene en Bradley Whitford y Richard Jenkins a una pareja genial, escape socarrón y contrapunto sarcástico de su elenco protagonista. Oh, claro, tanto chiste meta, tanta visión mordaz, tanta ironía guay pueden hasta irritar; ser entendidos como un comentario de superioridad artística moral, desde la óptica de la postmodernidad, sobre unos planteamientos supuestamente ligados a la baja cultura. Un producto, en definitiva, intelectualoide y pretencioso. Nada más lejos de la realidad: no conviene olvidar el historial de sus máximos creadores y los continuos escarceos de estos con el cine de género (la revisión contemporánea de las kaijū eiga -películas de monstruos japoneses- uno; la vertiente adolescente del cine de vampiros y demás seres del averno, el otro), así que su vuelta de tuerca hipster se produce desde el más profundo de los respetos.

Así las cosas, The Cabin in the Woods es un ejercicio de post-horror con más chicha que Scream que resulta en una película macarra, irónica, autoconsciente y buscadamente absurda. Una hora y media entretenidísima de continuo cachondeo para una propuesta bizarra y coqueta, perversa y lúdica. Conscientemente descabellada y desmadrada en unos planteamientos desafiantes que invitan a jugar al espectador dispuesto; y sobradamente capacitada para reírse en la cara de aquel que ose tomarse algo de todo esto demasiado en serio.

Jitazo. Muy cool.










0 comentarios

Publicar un comentario

"LOS COMENTARIOS ESTÁN SUJETOS A MODERACIÓN. POR FAVOR, EVITA EN CUALQUIER CASO LOS INSULTOS, COMENTARIOS FUERA DE TONO O CONTEXTO, OFENSIVOS, PROVOCADORES Y MERAMENTE PROMOCIONALES O SPAM. RESPETA LA OPINIÓN DEL AUTOR DEL ARTÍCULO O LA CRÍTICA, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS DE LOS DEMÁS". CUALQUIER COMENTARIO CONSIDERADO COMO UN TROLL TAMBIÉN SERÁ BORRADO INMEDIATAMENTE.

POR LO DEMÁS, ¡ADELANTE! NOS ENCANTARÁ SABER TU OPINIÓN.

'La momia' en taquilla

Poca recaudación en los pases de jueves noche.
Publicado por Jolly Jumper.

''Mary Poppins Returns'

La razón por la que Julie Andrews no estará en este regreso.
Publicado por Jolly Jumper.

Jared Leto en 'Blade Runner 2049'

Ha revelado el nombre de su personaje.
Publicado por Jolly Jumper.

CURSOS Y MASTERS

Topformación.com

Buscador de cursos y masters.
Publicado por Redacción.

Twitter

.

Facebook

Cinempatía on Facebook